viernes, 23 de julio de 2010

El dilema del erizo - Arthur Shopenhauer

.



"Un helado día de invierno, los miembros de la sociedad de puercoespines se apretujaron para prestarse calor y no morir de frío. Pero pronto sintieron las púas de los otros, y debieron tomar distancias.
Cuando la necesidad de calentarse los hizo volver a arrimarse, se repitió aquel segundo mal, y así se vieron llevados y traidos entre ambas desgracias, hasta que encontraron un distanciamiento moderado que les permitía pasarlo lo mejor posible"






Símiles y parábolas - Arthut Shopenhauer

1 comentarios:

Valèrie dijo...

Oh, el famoso dilema del erizo que conocí gracias a Evangelion! Siempre pienso en este dilema, siempre. Y más pienso en él más me doy cuenta de cuán acertado es. Cuanto más nos acercamos, más corremos el riesgo de lastimarnos. Cuanto más queremos, más nos duele. Pero no podemos vivir sin intentar acercarnos, ergo, vivir consiste en intentar encontrar la distancia justa...